10 consejos para la iluminación de interiores

lamparas luces decoracion interiorismo

Puede ser un cliché del diseño, pero la verdad es que una buena iluminación realmente lo es todo en interiorismo. La iluminación afecta el ambiente y al estado de ánimo de una persona y de un espacio. Hazlo bien y el aspecto general de tus espacios mejorará. Estos son nuestros 10 consejos y consideraciones principales para crear una casa bien iluminada:

1. Ten en cuenta la altura del techo. Conocer la altura del techo es importante al seleccionar los accesorios de iluminación o lámparas colgantes de techo. Algunas luces vienen con cables o varillas ajustables, pero otras no. No te quedes con una luz que cuelga demasiado baja o demasiado alta.

2. Table hopping. Al colgar una lampara de cúpula o campana sobre una mesa o una isla de cocina, la distancia recomendada desde la parte inferior de la luz hasta la superficie de la mesa o isla es de 70 a 86 centímetros. Sin embargo, el tamaño de la luz marca la diferencia: una luz más pequeña puede colocarse más abajo mientras una luz más grande debe colocarse más arriba para iluminar la zona correctamente y evitar deslumbramientos.

3. Planifica. Ten en cuenta tus preferencias de iluminación durante la fase de diseño inicial de una nueva construcción o renovación. Por ejemplo, si deseas tres luces colgantes sobre tu mesa de comedor en lugar de una o dos, deberías tenerlo en cuenta antes de que comience la construcción o la reforma.

4. Define tu estilo. Si tienes una lámpara colgante en mente, pero no quieres lidiar con el gasto o la molestia de cambiar la configuración eléctrica del hogar, las fijaciones de cables pueden ser una solución elegante. Colócalos sin apretar sobre una barra o un gancho o asegura el cable al techo para darle un toque industrial.

5. Enciéndelo. No limites la iluminación a los downlights. Según la ubicación ten en cuenta los apliques de pared o la luz ascendente para crear un ambiente más suave y evitar una iluminación áspera que pueda proyectar sombras.

6. Las bombillas. La lámpara no debe ser tu única consideración, elegir la bombilla adecuada es igualmente importante. Los downlights, fluorescentes compactas y bombillas LED vienen en una gama de tonos cálidos o fríos. Al igual que el color de la pared o de la decoración, el tipo de brillo que se desea es principalmente una decisión personal.  Si tus paredes están pintadas en tonos más fríos, es posible que desees darles un toque acogedor con una bombilla con una intensidad más cálida. También puede suceder al revés: que te gustaría un tono más frío para iluminar un espacio más oscuro.

7. Ilumina esas escaleras. Agregar luces a los elevadores de escaleras es beneficioso, ya que puede ser un espacio peligroso, especialmente por la noche. Pon luces en ambos lados de la escalera para marcar el camino o incrusta luces en los escalones.

8. Iluminación de los zócalos. No pienses que agregar luces a los rodapiés es una decisión frívola y puramente estética. La iluminación en la parte inferior de los armarios, especialmente en la cocina, es una excelente manera de crear una luz nocturna fabulosa. 

9. ¡Ten en cuenta el color! Poner un accesorio de luz en tonos brillantes en una habitación puede agregar algo de diversión y alegría al espacio. Además, las sombras de colores pueden hacer maravillas, especialmente cuando la luz está encendida.

10. Sé decorativo. Agregar luces como elementos decorativos ayuda a crear ambiente en una estancia. Siempre que la iluminación general ya esté instalada, el uso de luces en lugar de objetos en la pared puede ser una forma, no solo de decorar, sino también de proporcionar iluminación ambiental.