Los 4 tipos de iluminación que debes conocer

comprar lamparas online

No tienes que ser un experto en iluminación o gastar mucho dinero para lograr que las habitaciones de tu hogar estén correctamente iluminadas. Únicamente con el conocimiento de un par de conceptos básicos sobre iluminación funcional y decorativa y un par de consejos sobre cómo planificar y comprar iluminación valdrán para conseguir la iluminación deseada. Una de las cosas que debes tener más clara es saber distinguir entre los cuatro tipos de iluminación que existen, para que puedas comprar lámparas que cumplan con su cometido. 

La iluminación general o ambiental es la encargada de iluminar todo un espacio para la visibilidad y la seguridad. La luz rebota en las paredes y los techos para cubrir la mayor área posible. La iluminación general puede provenir de focos y apliques, de luces descendentes que emiten luz desde el techo o la pared incluyendo lamparas empotrablesregletas y focos, de lámparas de mesa y las lámparas de suelo etc. 

La iluminación de tarea o de trabajo es la encargada de iluminar áreas más pequeñas donde se necesita una luz más intensa. La luz de tarea debe ser tres veces más brillante que la iluminación general. Ten en cuenta que las lámparas de trabajo demasiado brillantes no compensan una habitación con poca luz y en cambio pueden desarrollar fatiga visual. El uso de bombillas de mayor luz por vatio en otros dispositivos o el aumento del número de dispositivos para aumentar la iluminación general solventa este problema. Las opciones de accesorios de iluminación para una buena iluminación de tarea son lámparas empotradas bien ubicadas, lámparas de riel, lámparas colgantes y lámparas de mesa vintage o de pie. 

La iluminación decorativa es una manera de obtener una luz que añada calidez y cree una atmosfera concreta en una estancia, que, incluso, pueda influir en el estado de ánimo de una persona. Puedes crear puntos focales con candelabros y lámparas colgantes. En un comedor, por ejemplo, una lámpara colgante clasica colocada sobre una mesa llama la atención con un haz de luz suave proyectada hacia arriba. En cambio, con una lámpara sobre una mesa, sin embargo, proyecta una luz más concentrada hacia abajo y hacia afuera. Los candelabros son decoraciones más habituales de diseños clásicos mientras que las lámparas colgantes son más propias de interiorismos más contemporáneos.

La iluminación funcional es aquella que se relaciona según la tarea o función que va a realizarse en ese espacio. El objetivo de un buen plan de iluminación es conseguir la mezcla perfecta entre iluminación funcional y decorativa. Para tener una buena iluminación funcional, tienes que considerar el qué, el dónde y el cuándo tienen lugar las diferentes actividades. La iluminación debe variar según su intensidad para adaptarse a las múltiples actividades que se realizan en una sola estancia. De hecho, Las lámparas pueden llegar a indicar para qué son las habitaciones, por ejemplo: luces tenues en habitaciones para dormir, luces brillantes en las salas de juegos o para qué es el punto focal de una habitación.