¿Conoces las tres capas de la iluminación de interiores?

tres capas iluminacion

 

Los interioristas saben lo importante que es que haya una iluminación apropiada en cualquier espacio residencial. El diseño en la iluminación tiene una función clave en crear el ambiente correcto y ajustar la ambientación con las lámparas de interior. Los diseñadores tienen distintos recursos de iluminación que ayudan a la creación de espacios funcionales que pueden ajustar a aquellas necesidades lumínicas de nuestros clientes.

Los diseñadores utilizan distintos tipos de lamparas de pie, lamparas colgantes de techo y apliques de pared para crear la cantidad de luz correcta en una habitación. Es importante entender el uso de cada tipo de fuente de iluminación disponible y cuál es la necesidad particular para que un plan de iluminación de una casa salga adelante con éxito. Para ello es necesario conocer el concepto de las tres capas lumínicas.

La iluminación general es una de las primeras capas utilizada en el interiorismo moderno y se refiere a la luz usada para la iluminación global del espacio. Este tipo de fuentes de iluminación proporciona requisitos básicos de iluminación para crear un espacio accesible para que los usuarios se muevan fácilmente por el espacio de manera segura. Las luces empotradas o los apliques en el techo pueden cumplir las necesidades de la iluminación general.

La iluminación general puede ser la iluminación ya existente o parte del plan de diseño del nuevo alumbrado. Hay que diferenciarla de la iluminación específica, que es el alumbrado que se aplicará según la labor a realizar en cada espacio, y que constituye la segunda capa.

Los profesionales del interiorismo evalúan el tipo de actividades que se realizaran en cada zona de la habitación para establecer que la cantidad de luz adecuada para la función que se prevé que se realizará en aquella estancia y que la intensidad sea la ideal para iluminar un espacio de manera específica. Este tipo de luces nos permite ubicar las fuentes de luz adecuadas donde sea más necesario, iluminar áreas específicas y proporcionar visibilidad a actividades como leer, cocinar, vestir o realizar otras tareas.

La última capa de un plan de iluminación bien diseñado incluye la iluminación decorativa o de acentos, que es aquella luz utilizada para iluminar zonas o detalles concretos. Los diseñadores de iluminación profesional y los diseñadores de interiores recurren a la iluminación de acentos para iluminar elementos decorativos y crear un fuerte impacto visual. La iluminación de acentos es un recurso utilizado en diseño de interior que puede resaltar ciertos elementos como pinturas, esculturas, una entrada o una característica arquitectónica. A menudo, la iluminación de acento puede ser un elemento singular del diseño único o algo que destaque en el espacio, como por ejemplo una elegante lámpara de araña o unas luces colgantes muy peculiares.

Cuando selecciones la iluminación para tu hogar, debes de tener en cuenta todos estos tipos de iluminación que los diseñadores ubican en los espacios interiores. Las combinaciones precisas de recursos de iluminación pueden cambiar por completo la experiencia y el ambiente de un hogar. Entendiendo el sistema de tres capas (iluminación general, iluminación específica e iluminación de acento) te será más fácil desarrollar un plan de iluminación para tu casa acorde con tu estilo y cumpliendo la función de cada espacio.